Para el smash, que es un golpe definitivo, es fundamental la colocación. Debemos situarnos justo debajo de la bola, como si nos fuese a caer en la cabeza. Hay que poner el brazo derecho en ángulo recto respecto al cuerpo y ‘apuntar’ a la bola con el izquierdo. Después, el impacto debe ser lo más alto posible, y debemos pegar a la pelota por arriba.

 

Fuente: http://www.telemadrid.es/enaccion

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)